La Parada Artística

Tienes que soñar en grande para ser grande.

13 diciembre 2008

Vacía

Ya me había acostumbrado a acostarme tarde y levantarme temprano, dos o tres horas después de haberme ido a dormir mayormente.

Ahora, a pesar de que sigo trabajando en la producción de abril del 2009 y en las actividades navideñas, siento que tengo demasiado tiempo libre. ¿Qué hacer? Mi agenda tiene espacio hasta para ponerme a jugar michi.

Estaba acostumbrada a levantarme muy temprano con ojeras en las ojos por el cansancio, no tomar desayuno y tomar el primer micro hacia La Molina, si tenía clase, o hacia Miraflores, en caso de tener que ir al teatro o a hacer alguna gestión de la obra. Ahora mis días son ligeramente diferentes. He terminado mi semana de finales y me despierto bastante tarde (mediodía o más), almuerzo de frente y prendo la laptop para ver si tengo algún evento nuevo para organizar para este fin de año, juego con mi mascota del Facebook y mantengo mi Messenger abierto con la esperanza de que de pronto tenga que salir de urgencia hacia alguna reunión con un auspiciador o siquiera ir a hacer tramoya a alguna obra. Me siento vacía.

Pensé que aprovecharía estas vacaciones para descansar y sentir que vuelvo a tener una vida normal. Bah, no me gusta para nada. Extraño la universidad y estar en temporada. Extraño gritar mierda con todas mis fuerzas y ver a los chicos en escena. Tamare... tendré que apurarme con mi nuevo guión...

En casa me preguntan: ¿Qué planes para Año Nuevo?, ¿quisieras ir a Máncora?, Hijita, ¿irás con nosotros a la playa, no? Hemos alquilado casa. Pero no saben que lo que menos quiero hacer ahorita es alejarme más de lo que amo; sin embargo, quizás sea buena idea despejar mi mente, ya que metida en mi cuarto hago todo lo contrario.

Me gusta mucho la playa, quizás ahí esté la solución. Quisiera volver a probar un día de una chica de 19 común y corriente, salir a broncearme y comer un ceviche de los dioses. Pero, hoy - al salir de la función de Otelo, Pasión Morena (hilarante, por cierto) - me di cuenta de que extraño a mil las tablas, al punto de que casi cambio la comodidad de la butaca por la locura y el caos de entre cajas.

En fin, espero terminar repentinamente mi guión o recibir numerosos mails de eventos para diciembre. Por mi bienestar emocional, ojalá.

3 comentarios:

BocaDelcielo dijo...

yo que tú disfruto las vacaciones mientras puedas... después vas a extrañar el tiempo libre que tienes para jugar michi.

dENi dijo...

crecisteee :) jajaja d hecho creo q eres mayor q yo pero ya no es como cuando te decía psyduck y me odiabas un rato. Sayu, ana sofia y yo andamos pendientes de tus trabajos, en verdad que bien, pero disfruta tu tiempo libre, después lo extrañarás

Caro dijo...

XD una vez en mi vida dije ayayay y esa chapa me quedó todo el resto del año XD, en fin, le tomé cariño.

Saludos a todas!!!! Las extrañooo!